Perros

Camas para perros pequeños

camas para perros pequeños

¿Cómo elegir una cama para perros pequeños?

Al igual que con los humanos, el sueño juega un papel vital en la salud del perro. Después de largos paseos por la naturaleza o de alocada sesiones de juego, su perro necesita descansar en un lugar tranquilo. Estos son nuestros consejos para encontrar una cama ideal para su perro pequeño.

Observar los hábitos de su perro

El primer paso es observar la posición preferida para dormir de su perro. A algunos les gusta acurrucarse en una bola, con la espalda bien envuelta alrededor de los bordes. Otros prefieren acostarse y estirarse completamente en su cama. Algunos perritos se sienten seguros escondidos en un refugio mientras que otros duermen con la cabeza en un borde o una almohada. Dependiendo de sus observaciones, sabrás más sobre la cama que más le conviene.

Elige la cama según el contexto del perro

La elección de la cama depende en primer lugar de criterios que evolucionarán a lo largo de su vida.

  • El cachorro. Debido a su pequeño tamaño, los cachorros no necesitan una cama tan grande como la de un adulto. La selección del material también se tendrá en cuenta si el cachorro es destructivo. Este criterio implica la necesidad de adquirir una cama más tarde para adaptarse a su crecimiento.
  • Un perro mayor. Las camas y los colchones planos son una buena opción para un perro mayor porque la falta de bordes le permite acomodarse más fácilmente, poniendo menos tensión en sus articulaciones.
  • Un perro con dolor. Para un perro afectado en particular por la artritis, las camas ortopédicas (espesor mínimo de 15 cm) equipadas con un colchón con memoria de forma que limita los puntos de presión y alivia la columna.

Prefiere una cama con funda extraíble fácil de lavar

Imágenes © 2.8

Se debe tener cuidado de lavar regularmente (al menos dos veces al mes) las camas de nuestros compañeros peludos.

Es necesario recordar que cuando regresan de sus paseos, es probable que los perros traigan parásitos, pajitas, barro a los que se añaden los olores.

Para mantener su casa limpia, opta por una ropa de cama que vaya a la lavadora o una estructura de cama que se limpie fácilmente con un cepillo o esponja.

En cualquier caso, prefiera una ropa de cama extraíble y fácil de limpiar.

Elige el tamaño adecuado para su perro.

El tamaño de la cama para un perro pequeño es el criterio de selección más importante.

Si la cama es demasiado estrecha, su mascota no podrá acostarse como le plazca.

Al contraer demasiado sus extremidades, puede sufrir dolores en las articulaciones.

Por el contrario, en una cesta demasiado grande, su perrito puede tener frío y sentirse menos cómodo.

Para tener una idea del tamaño correcto, solo mida a su perro desde el hocico hasta la cola, luego agregue unos 15 cm.

Estudie los diferentes tipos de cama para perros pequeños.

Estas son las principales camas que puedes encontrar:

  • Las camas con bordes altos y colchones rellenos o colchones de latex y fundas de algodones, lana, loneta o jute con multitudes de colores y formas: redondas, cuadradas, rectangulares.
  • Cestas y canastas para perros son un tipo de cama muy utilizado para perros pequeños. Sus bordes son adecuados para la mayoría de los perros que se sienten tranquilos en un espacio envolvente.
  • Los colchones sin bordes no ofrecen a su mascota una sensación de protección pero son adecuados para perros que duermen totalmente tumbados y estirados de par en par. Prefiere una forma rectangular para que todos sus miembros estén sobre la cama.
  • Las alfombras más o menos acolchadas son también otra opción para una situación puntual como es un viaje. Algunos parecen cojines y otros menos gruesos tienen la ventaja de ser fácilmente transportables.
  • Tipis, casas e iglús permiten que un perro pequeño temeroso se sienta seguro con un techo sobre su cabeza. Además, se calentará con mucha facilidad en este lugar cerrado.

Seleccione el material ideal de la cama

  • El plástico es muy práctico porque es de fácil mantenimiento y por tanto más higiénico. Este material sólido y, por lo tanto, duradero, también es económico. Para mayor comodidad, forra el fondo con una alfombra, una manta o un cojín (cuidado con el cachorro que podría destrozar el acolchado).

 

  • El mimbre es estético y genera pocas alergias en perros con piel sensible. Las cestas de mimbre, sin embargo, tienden a desaparecer porque tienen ciertas desventajas: además de un mantenimiento atado, las ramas se dañan y pueden causar lesiones a tu perro. Si se ingieren, las ramas también pueden causar daños internos. Si le gusta el aspecto del mimbre, prefiere las cestas de resina tejida, que son ligeras, lavables y resistentes.

 

  • Las camas de espumas y latex con fundas extraíbles de loneta, polar, terciopelo o lana brindan una comodidad real al dormir y un estilo a la cama. Muy esponjosos y suaves, aunque con los bordes que no se deformen con el uso y paso del tiempo, estos modelos de cama ofrecen a su mascota un refugio acogedor. Disponibles en una amplia variedad de colores y estampados, ¡se adaptan a la decoración de su interior!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.